Días atrás el senador y candidato a vicepresidente por Cambiemos, Miguel Ángel Pichetto, realizó polémicas declaraciones xenófobas sobre Vanessa Cueva, la enfermera peruana que fue deportada en febrero.

Vanessa cumplió una condena de cuatro años por tenencia de estupefacientes para comercialización. Sin embargo, en febrero de este año el gobierno de Mauricio Macri decidió deportarla siendo esto totalmente ilegal ya que Cueva había cumplido su condena hacía 5 años e intentaba reinsertarse socialmente trabajando como enffermera.

En los últimos días se conoció que esta decisión fue revertida por la Dirección Nacional de Migraciones y que Vanessa podrá regresar a la Argentina a reencontrarse con sus hijos.

Frente a esta situación, Pichetto declaró que: "La Argentina está enferma. Va volver una peruana que fue condenada cuatro años por narcotráfico por una cuestión de integración familiar y esta mujer vendía droga a los pibes y destruía familias. Estamos enfermos".

Sus dichos xenófobos cosecharon el repudio generalizado en los medios. En este contexto, Sol Pérez destruyó las palabras del senador y dio cátedra de Derecho: "Aunque fuese narcotraficante, la prisión es para reinsertarte en la sociedad. Sino tendríamos que discutir para que está la cárcel. Porque si después de cumplir la condena, la persona quiere reinsertarse y no la dejamos, la cárcel no está para reinsertar personas en la sociedad, sino para vengarnos".

"Vanessa es enfermera. Después de recibir la condena, se dedicó a estudiar, se recibió con honores, y es lo que decimos un paradigma de la resocialización. La realidad que la pena de la privación de libertad, no solo lo que entendemos los abogados y quienes estudiamos el derecho, sino que la propia ley penal entiende que el objeto de la pena es la resocialización de la persona", explicó el abogado penalista de Vanessa, Juan Villanueva.

 

Tomás on Twitter