El presidente del Grupo América, Daniel Vila, aseguró que fue víctima de presiones y represalias del presidente Mauricio Macri. “Lo mandó al ministro Aguad a meterme una denuncia penal. Cuando le devolví el espectro, me mandó un whatsapp diciéndome que ya le había dado instrucciones al procurador para que dejara sin efecto la denuncia penal”, relató.

En diálogo con el programa “Animales Sueltos”, conducido por Alejandro Fantino y transmitido por el canal del que es dueño, el empresario denunció públicamente al jefe de Estado. “Se metió con la libertad y también se inmiscuyó en el Poder Judicial, cosa que está prohibida porque vivimos en una república donde los poderes son independiente”, afirmó.

“Macri asumió un compromiso conmigo. Cuando él asume, me pide que la empresa que yo represento, Supercanal Arlink, le devolviera al Estado el espectro. Nosotros estábamos en una situación de conflicto, habían unas medidas judiciales que paralizaban el espectro y él me pidió que se lo reintegrara porque lo tenía comprometido con Clarín“, contextualizó.

Vila, según contó, se negó pero le entregó “un papel firmado donde decía que desistía de esas medidas judiciales”. “Él se comprometió conmigo a guardarlo y presentarlo solamente el día que yo vendiera mi empresa, cosa que no hizo. Como no lo hizo, lo presentó antes de tiempo, los abogados de la empresa evitaron que ese espectro volviera al Estado“, sostuvo.

“Entonces, ¿qué hizo ahí el presidente? Lo mandó al ministro (Oscar) Aguad a meterme una denuncia penal. Cuando le devolví el espectro, me mandó un whatsapp diciéndome que ya le había dado instrucciones al Procurador para que dejara sin efecto la denuncia penal“, aseveró el mendocino, de 66 años, en la entrevista.

Ante la severa acusación, Vila enfatizó estar preparado por si esta llamado desde la Justicia: “No tengo problema, tengo el teléfono y los whatsapp, con gusto los voy a llevar. No solamente tengo los whatsapps, saqué fotocopias de las capturas telefónicas y las he hecho certificar por escribano“. “Cuando alguien se mete con mi libertad o mi familia, pasó el límite”, agregó.

Por su parte, haciendo un análisis de la gestión de a quien acababa de denunciar públicamente, manifestó: “Estaba convencido de que podía cambiar las cosas; deposité la confianza en Macri. La palabra no es desilusión, no me siento desilusionado, me siento defraudado por este Gobierno. Siento que este gobierno a todos nos quitó algo que por derecho nos correspondía”.

Por otro lado, subrayó que “La Cámpora tiene mala prensa” y que son “chicos talentosos e inteligentes”. “Nos vendieron que Máximo Kirchner se drogaba y jugaba la PlayStation todo el día. Es un chico inteligente, estudioso, preparado, que sabe de economía. Esto no quiere decir que yo sea kirchnerista, es un dato de la realidad”, concluyó.

 

Fuente: El Intransigente