El extitular de la AFIP Ricardo Echegaray sostuvo que se le armó "una causa artificialmente" en el juicio que se sigue en su contra y de los empresarios Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa.

 "Se me armó una causa artificialmente, no tenía trato con estos señores -por López y De Sousa-", expuso Echegaray en el marco del juicio oral y público por defraudación al Estado por no haber pagado éstos unos 8 mil millones de pesos al ente recaudador por impuestos a la transferencia de combustibles.

"Soy un muerto civil, y no me dejan trabajar, no hice nada", dijo Echegaray ante el Tribunal Oral Federal 3 y al negar que haya cometido alguna irregularidad durante su trayectoria que siempre ejerció en el Estado Nacional y como titular de la AFIP desde 2008 a 2015.

"No cometí ningún delito ni tampoco grandes errores", aseguró Echegaray, quien dijo que pasó de ser "un funcionario probo" a tener que "transitar tribunales después de dejar el cargo". En ese sentido, si bien dijo que intentará "abstraerse del contexto político complicado", apuntó que antes las denuncias de la diputada Elisa Carrió, cuya presentación originó el caso que lo tiene hoy en juicio, no prosperaban y tras cambiar el Gobierno en 2015 sí.

Echegaray recordó que tiene ocho procesamientos sumado a otros juicios en proceso y aseguró que éste contexto político es "una inquisición".  "Cómo puede ser que gente condenada como Ibar Pérez Corradi (el empresario condenado por tráfico de efedrina), Mariano Martínez Rojas (detenido por lavado de dinero) y Leonardo Fariña (el arrepentido de la ruta del dinero K), vengan a cuestionar mis conductas", se quejó.

También lo hizo porque en el marco de la causa le secuestraron un Citróen C4 modelo 2015 y un Jeep: "no son bienes de la corrupción", agregó. "Soy abogado, soy apicultor, me tengo que trasladar", señaló el exfuncionario quien habló de un "clíma de época" y de "revancha" en su contra.

Cuando se refirió a los empresarios López y De Sousa aclaró: "no los conozco, no fueron nunca a mi casa, nos estamos conociendo acá en esta desgracia". "Cómo puede la fiscalía y la querella decir alocadamente que yo me puse en acuerdo con estos señores", dijo.

Sobre ello sí recordó que se cruzó a Cristóbal López en dos ocasiones con Cristóbal López el 27 de octubre de 2010 en una confitería en El Calafate cuando murió Néstor Kirchner, y en casa Rosada cuando se inauguró un busto del expresidente Ricardo Alfonsín: "me lo sentaron al lado", sostuvo. Por último, hizo referencia a parte de la acusación en su contra porque como titular de la AFIP otorgó un plan de pagos a Oil Combustibles, lo que permitió ejercer la defraudación al Estado al no pagar los impuestos según la hipótesis judicial. "Han venido otros por un plan de pagos pero en este caso no, no me junté con estos señores", aseveró.

 

Fuente: Info135.com