Emilio Monzó  dio una entrevista al diario La Nación en la que dejó varias afirmaciones entre las que destacan un cuestionaamiento "al macrismo ortodoxo", y pedir nuevos liderazgos que excedan al de Mauricio Macri. Ademas que hay que colaborar con el gobierno de Alberto Fernández para "cerrar la grieta".

"Mi ilusión, además de terminar con la grieta en la Argentina, es que ni Macri ni Cristina Kirchner sean los actores relevantes en 2023. Que haya un cambio de generación, que podamos ver en una contienda electoral a Horacio Rodríguez Larreta, a Martín Lousteau, a Alfredo Cornejo, a Sergio Massa, a Axel Kicillof y a otros tantos que, como ellos, son de una nueva generación política, que tienen experiencia en el Estado y están preparados" 

El (ya casi ex) presidente de la Cámara de Diputados, afirmó respecto al gobierno de Macri y la contienda electoral que " nos equivocamos en haber planteado un gobierno en base a esa grieta. Hubiese sido bueno que nosotros, en estos cuatro años, hubiésemos ido para adelante. En 2016 hice un pronóstico y me equivoqué: creí que el kirchnerismo iba rumbo a ser un testimonio político y no una alternativa electoral. La realidad les dio la oportunidad antes de tiempo: en los últimos 15 meses cambiaron su actitud cerrada por una más amplia, llegaron a Sergio Massa, a los gobernadores y volvieron a unificar al peronismo. Ganaron las elecciones. Ahora apuesto a que Fernández camine de vuelta hacia el centro, hacia el diálogo y los consensos. Solo así, con tolerancia y generosidad, se podrán plantear las reformas estructurales que reclama la Argentina.

Respecto a Máximo Kirchner el referente tuvo una mirada muy positiva al afirmar que "Es una persona totalmente distinta del estereotipo que muchos se hicieron sobre él. Máximo es un estudioso, se forma permanentemente, conoce mucho de los números de la Argentina. Pero yo lo destaco sobre todo porque es una persona sin rencores, de diálogo y que busca los consensos"

Por el contrario la postura que tuvo respecto a Macri y su rol como líder de la oposición fue bastante crítica al decir que él preferiria "que haya una autocrítica de lo que pasó" y aclaró  "Esto de decir "esto recién empieza" es una vuelta a lo mismo. Una derrota es una derrota, no hay que disfrazarlo de una victoria. Creo que Mauricio, que será una figura relevante como expresidente, debería trascender más allá de Pro para encontrar el punto de encuentro de las distintas partes que componen la coalición. Más que líder, debe ser promotor de una nueva generación que está pidiendo pista, y estoy hablando de Rodríguez Larreta, de Lousteau, de Cornejo, de Gerardo Morales, de Mario Negri. Macri debería ser quien desde un lugar superador ayude a encontrar un camino en común hacia el 2021."

Y fue más categórico aun al vaticinar que si el Pro "continúa con el mismo esquema centralizado en la Capital, sin dar lugar a los referentes del interior del país. Si esto continúa así, pronostico que Pro se va a convertir en un partido vecinal"

 

Fuente:La Nación