Los adultos mayores de 80 años que comenzaron a vacunarse a partir de hoy y tuvieron que hacer fila para esperar debajo de una copiosa lluvia.

A nadie se le ocurrió abrir los centros de vacunación un rato antes como para evitar la situación que expone la salud de los adultos mayores.

Pero para la exministra de Salud y actual diputada de la oposición, Graciela Ocaña, fue un gran trabajo.

 

Graciela Ocaña on Twitter

Los abuelos que esperaron bajo la lluvia dieron también su testimonio de lo que les costó inscribirse.

Fuente: Diario Registrado