María Eugenia Vidal tuvo su acto de despedida de la gobernación bonaerense a 10 días de las elecciones entre los propios.

Sabiendo que remontar casi 20 puntos de diferencia respecto a Axel Kicillof y el Frente de Todos es casi imposible, la mandataria expuso en el coloquio empresarial Idea desde Mar del Plata, donde resaltó los que considera logros de su gestión y avisó que continuará trabajando en la realidad de la Provincia.

La mandataria habló durante treinta minutos y no hizo una sola mención sobre Mauricio Macri.

Repitiendo los conceptos que viene sosteniendo desde el resultado de las PASO, afirmo que "Los resultados del 11 de agosto nos pusieron frente a la autocrítica en la que creemos. Y asumimos el desafío de escuchar más y mejor, y de corregir lo que haya que corregir”, y ya en un código discursivo habitual agregó que "esos resultados no implican un cambio de valores. Yo creo en decir la verdad, en la superación personal, en el respeto por el que piensa distinto. No me da lo mismo un camino que otro”.

En su discurso Vidal resaltó como clave de su Gobierno poder "crear puestos de trabajo para salir de la pobreza, sin punteros y sin narcos". Sin embargo, por lo menos desde la creación de puestos de trabajo, la realidad indica que la desocupación creció por encima de la media nacional en su distrito. 

“Este camino no se va a detener, porque mi compromiso con la provincia, con ‘el estar’ y con ‘el hacer’, no lo define un cargo ni una elección. Por eso voy a seguir estando acá”, prometió como discurso de salida, ante un auditorio empresarial.

 

fuente:PolíticaArgentina