Diego Valenzuela tuvo que salir a reconocer que entregó galletitas en mal estado, que pueden comprometer la salud de chicos de jardín, primaria y secundaria. 

El viernes 29 de mayo la Secretaría de Educación de Tres de Febrero entregó 22.238 módulos de alimentos en 110  escuelas del municipio. Cada grupo de alimentos contenía 6 paquetes de galletitas marca "Tocoñato”.  
Más tarde empezó a circular un reporte de la EES6 y otro del Jardín de Infantes 908, ambos de Villa Raffo, por estar ese alimento no apto para consumo.

 

 

La Secretaría de Educación de Tres de Febrero retiró la mercadería y el resto de paquetes de galletitas y estos fueron enviados inmediatamente al área de Bromatología municipal para su análisis, de acuerdo al protocolo sanitario.

También se informó de la situación a la empresa proveedora de la mercadería que, a su vez, hizo el reclamo correspondiente al fabricante del producto. Los paquetes en cuestión corresponden al Lote 26 con vencimiento entre el 10 y 11 de septiembre de 2020 y fueron entregados inmediatamente en 76 escuelas del municipio.

Desde la Municipalidad, al salir esto a la luz, dicen ahora que "se realizarán las sanciones pertinentes a la empresa proveedora. También solicita a las familias que de forma urgente descarten estas galletitas en caso de que las hayan recibido, cualquier sea el número de lote. Asimismo, la Secretaría de Salud está a la entera disposición de las familias en caso de que sufran alguna dolencia o afección relacionado directamente con la ingesta de estos alimentos." 

 


Ahora, ¿dónde estuvieron los controles antes de repartir las galletitas? ¿Hay que esperar a que haya un brote en medio de una pandemia para que alguien se haga responsable, desde el Gobierno municipal? Valenzuela le tira la pelota al fabricante, pero es él y su gente quienes se supone que garantizan los alimentos que reparten. Es el momento de exigir respuestas y una renuncia, que la oposición no se quede quieta. Con los chicos, no.