La política del PRO en materia de transporte para la Ciudad de Buenos Aires en los últimos 12 años no tuvo nada de desarrollo. Es más, el conflicto permanente y la falta de mantenimiento desde que se hicieron cargo del subte ha sido una constante. Pero la lucha más trágica que tuvieron que afrontar los trabajadores fue contra los vagones españoles con material cancerígeno que Mauricio Macri compró a España en su segundo mandato.

Los metrodelegados han denunciado y demostrado como 11 trabajadores de la línea B de subte fueron contaminados con asbeto, un material que se encuentra en los vagones incoporados en 2011 y que produce cáncer. Esto fue reconocido por el titular de Suterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase), Eduardo de Montmollin quien también afirmó que la advertencia figuraba en los manuales técnicos pero no los leyeron completos.

"Compramos los trenes asumiendo que estaban en condiciones, ya que a nivel de Unión Europea hay una ley que prohíbe la comercialización de equipamiento con esta sustancia", sostuvo de Montmolin ante una entrevista de CNN en español.

En tal sentido agregó que "es cierto que hay documentación que dice eso pero no había manera de validar si eso era cierto. La documentación técnica de un tren pueden llegar a ser manuales así (levanta las manos bien alto) y de repente lo que dice eso es una letra chiquita en la página 473 del tomo 4 del manual de descripción de partes”.

Finalmente el funcioario terminó reconociendo: "No puedo garantizar que se hayan leído absolutamente todas y cada una de las páginas de los manuales técnicos pero la posición conceptual es que asumimos que, si en la documentación figuraba algo, el metro de Madrid había tomado ya medias y que lo que estaban vendiendo ellos estaban en condiciones de vender”.

“Hoy, con el diario del lunes, ¿esos trenes tendrías que haber venido con ese certificado? Bueno, el certificado no existió y de nuestro lado no existió una exigencia. No fue un tema de discusión”, concluyó quien era funcionario de Mauricio Macri, entonces jefe de Gobierno y de Horacrio Rodríguez Larreta quien era su jefe de Gabinete.

Macri y Larreta fueron denunciados ante el Poder Judicial por el ingeniero en Seguridad Ambiental e inspector de la subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, Edgardo Castro. La imputación es violación de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y encubrimiento.

“Se importó un material que está prohibido importar, con lo cual ya cometió delito. Enfermó a 14 trabajadores, escondió en silencio la presencia del amianto en las formaciones todo este tiempo. Y esos trenes que compró a 550 mil dólares cada uno no lo podés vender ni siquiera como chatarra, no se podían sacar de España. Después los organismos lo protegieron y lo ocultaron”, expresó Castro a Tiempo Argetino al presentar la acusación.

 

Asbesto en el metro de Buenos Aires: habría al menos 11 trabajadores afectados

 

Fuente:Politica Argentina