La compañía tabacalera Massalin Particulares, dueña de las marcas Marlboro y Philip Morris, cerró su planta de fabricación de cigarrillos ubicada en la localidad de Goya, en la provincia de Corrientes, y despidió a 220 empleados que desarrollaban sus tareas en ese predio productivo. La fábrica operó durante más de 65 años.

En un comunicado, la compañía tabacalera, una filial de Philip Morris Internacional, «lamentó verse obligada a desvincular a alrededor de 220 empleados que desarrollaban actividades en el establecimiento»

 

En paralelo, se relocalizará a unas 30 personas en la planta de Merlo, provincia de Buenos Aires, adonde Massalin Particulares mudará todas las líneas de producción.

Esto ocurre mientras Macri sigue insistiendo con que el país y su economía están mejor que en el 2015 para comenzar un «período de crecimiento» que nadie sabe cómo podría actiuvar el actual presidente.

Dólar planchado en 60 pesos a fuerza de vaciar el Banco Central, un dólar blue que pisa los 66 pesos, riesgo país en 2020 puntos, tasas de interés por arriba del 80 por ciento, default selectivo y Macri dice que estamos bien.

Quizas si fuera capaz de preguntarles a estos 220 trabajadores que se quedan sin trabajo casi sobre el final del año le darían una respuesta absolutamente diferente, aunque él no la pueda comprender.