Data Clave anticipó a primera hora del martes la batalla judicial que se venía entre el Ministerio de Salud de la Nación y exfuncionario macrista de esa misma cartera, Adolfo Rubinstein. La justicia federal ya empezó a trabajar en la investigación y hay repercusiones des ambos lados.

A través del boletín oficial, Ginés González García firmó una resolución para iniciar acciones legales contra Rubinstein por una renegociación sospechosa en precios de medicamentos con el laboratorio Bagó. El pago final, según relatan desde el oficialismo, se concretó con una diferencia de $3.367.734 a favor de la empresa respecto a la cifra pactada originalmente. La denuncia cayó en el juzgado de María Servini con intervención del fiscal Taiano. 

El ex secretario de Salud respondió a este medio que la acusación le parecía “una vergüenza”. Y agregó, en tono chicanero: “Quieren embarrar, no tiene ningún sentido. No somos todos iguales” y explicó que el aumento en los números se justifica por la devaluación monetaria que se sufrió en ese período. 

Ahora se subió al ring también Lisandro Bonelli, Jefe de Gabinete del Ministerio de Salud y sobrino de Ginés. Haciéndose eco del testimonio que consiguió Data Clave, Bonelli redobló la apuesto y aseguró a través de su cuenta de twitter que “como no somos iguales, decidimos denunciarlo por defraudación contra la administración pública, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”. 

Lisandro Bonelli on Twitter

“Durante la gestión de Cambiemos, Rubinstein autorizó a algunos laboratorios a renegociar precios después de haber ganado sus licitaciones”, escribió el funcionario. La denuncia presentada por el organismo oficial incluye, además de a Bagó, a las firmas Fareval, Novartis Argentina y Klonal, todas por maniobras similares. El excedente de dinero que se le pagó a los laboratorios, dice Bonelli, alcanza los $53.607.398. 

 

Lisandro Bonelli on Twitter

Fuente: Data clave