El presidente Mauricio Macri reconoció este jueves que el resultado de las PASO fue un "palazo", aunque destacó que 8 millones de electores apoyaron su candidatura y recordó que en 2015 también perdió las primarias por 15 puntos.

"Primero quiero recoger el guante del cimbronazo, porque antes que presidente soy una persona, y claramente el resultado fue un palazo por el resultado y por lo sorpresivo, porque fallaron las investigaciones", dijo el primer mandatario.

Durante un seminario sobre "Desarrollo y Democracia" realizado en el Malba, Macri atribuyó la diferencia que le sacó Alberto Fernández a un "voto bronca" y admitió que desatendió el "desgaste de los argentinos".

Respecto a la campaña de cara a octubre, el Presidente la calificó como una "oportunidad que no podemos perder", aunque reconoció que el candidato del Frente de Todos "es el favorito".

Sobre Cristina Fernández de Kirchner dijo que "no da tranquilidad" su silencio, junto al de otras figuras relevantes de esa fuerza, y consideró que los votos que obtuvo el Frente de Todos en las primarias "son de ella". 

La estrategia, pareciera ser seguir generando una polarización con el kirchnerismo y deslegitimar a Alberto Fernández.

Respecto a las elecciones generales consideró que "Mucha gente no fue a votar en las PASO así que en una segunda reflexión la bronca será compensada. El debate se merece que se dé", sostuvo Macri.

"Estoy acostumbrado a competir y vamos a tener una segunda vuelta", confió.

 

Fuente:Infonews / Ambito