Sandra Pitta, farmacéutica, biotecnóloga e investigadora del Conicet desde 2002, tiene una larga trayectoria académica. Esta semana fue una de las firmantes en la solicitada de apoyo a Mauricio Macri.

Sin embargo, a diferencia del resto, su nombre quedó en el centro de la escena esta semana, luego de publicar en su cuenta de Twitter un mensaje en el que puso en duda su estadía en el país tras los comicios en caso de un eventual triunfo de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner. "Sé que si ganan los Fernández, de alguna manera me van a echar de CONICET. Lo tengo claro. Pero prefiero irme del país antes que tener miedo. Mucho miedo en este país. Demasiado", escribió.

La respuesta desde el Frente de Todos no tardó en llegar. En un acto con científicos, Alberto Fernández le habló directamente: "A ningún investigador nunca le voy a preguntar cómo piensa ni a quién vota. Así que, Sandra Pitta, no tengas miedo, te prometo que te voy a cuidar como a todos ellos, porque vos valés mucho igual que todos ellos".

En diálogo con América Noticias (América TV), Pitta dijo que mucha gente le ofreció entablar una demanda contra el precandidato del Frente de Todos, porque Alberto Fernández "habría violado la Constitución". Rolando Graña la interrumpió y la cuestionó: "¿por qué sería un delito? Si es un debate público". "Él es un candidato a Presidente, yo no, él tiene mayor poder que yo", respondió la científica. "Es algo teórico. Él es un docente universitario, igual que usted. Al intervenir en redes, está en un debate público. No creo que se pueda victimizar", retrucó Graña. "La palabra 'victimizar' me parece un tanto fuerte", afirmó Pitta, pero el periodista le recordó que esa fue la expresión que utilizó. Finalmente, Pitta dijo que es una mujer "crítica de las políticas del macrismo" pero le molesta el núcleo duro del kirchnerismo fanático, que no critica ni a Alberto Fernández ni a Cristina Fernández de Kirchner.