El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no ha tomado en serio el avance de la pandemia del coronavirus y sectores de la población ya estaría pidiendo su renuncia.

El expresidente Luiz Inácio Lula da SIlva, líder opositor advirtió desde su cuenta de Facebook cque llegó la hora para la renuncia o impeachment de Bolsonaro. "O este ciudadano renuncia o se enfrenta a un impeachment, porque no es posible que alguien sea tan irresponsable de jugar con la vida de millones de personas", explicó en una retransmisión en vivo.

En esa línea, dirigentes del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) también comenzaron a reunir a famosos para pedir el juicio político, que debe ser autorizado por el llamado "equilibrista" del poder en Brasilia, el diputado Maia, uno de los aliados más importantes de Bolsonaro y el presidente de la Cámara de Diputados, quien ya consideró "equivocado" el discurso del mandatario y dijo que "los brasileños deben seguir las normas determinadas por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud". 

Del mismo modo, los pedidos de renuncia y las protestas populares desde las ventanas de las residencias se multiplican en todos los sectores del país, así como las solicitudes formales ante el Tribunal Federal Supremo de un impeachment al presidente. Esto es porque todas las regiones brasileñas tienen muertos por coronavirus. A San Pablo le siguen Río de Janeiro con 9 muertes, Ceará con 3, Pernambuco con 3, y con uno cada uno Amazonas, Santa Catarina, Goiás y Rio Grande do Sul. Los casos positivos subieron de 2433 a 2915 en un día.